Puerta_Alcalá.jpgSiglo XVIII

1. Contexto histórico


external image twhS8n4MbJOek9Fdux0bYdxshNINQxv6cBBUSM_SXYeP35EKtKWpoDoDocNY_9EC9BqdaNtBtio_V8EPU4kYrWIgNoG0i6XwZN3pZIFgklEPP7CsSdw

(Felipe de Anjou)

En esta época aparece un espíritu crítico y se admite la razón como las dos únicas vias de conocimiento. Se incrementa el espíritu en ese siglo y aparecen científico y filósofos ingles importantes como Newton, Locke, Smith y Hobbes. En Francia surge una generación importante de intelectuales como Voltaire, Rousseau y Montesquieu. También aparece la primera enciclopedia, creada por Diderot.

En el siglo XVIII tras la muerte de Carlos II , aparece una
Guerra de Sucesión, ya que dicho rey no dejó descendecia. La lucha por el trono se desencadenó entre Felipe de Anjou y el archiduque Carlos. Esta acabó con la victoria de Felipe de Anjou que tras ser nombrado rey recibió el nombre de Felipe V. Este monarca absolutista facilitó la entrada de las ideas absolutistas. Se proponen varias reformas siempre con las ideas ilustradas que no fueron aceptadas por el clero y por lo tanto se mantenía un espíritu contrareformstas.

El despotismo ilustrado es la aplicación de las ideas ilustradas al Antiguo Régimen europeo. En esta época las decisiones del hombre son guiada por la razón.

external image 6EY81YE27oP720qIgNpWRkafZnSC-te27e_GOt5cqlTXYy19TdnrTi18v-tro9yPaJ97rpXVeSbyl1StCRv25xf-mQIzIcH6YDgMvWbUQpUISDeZVso

Catalina II fue una gran inpuslora del Arte y de la eduación en Rusia.


Fuentes:
__http://www.rinconcastellano.com/ilustracion/ilustracion.html__
__http://es.wikipedia.org/wiki/Despotismo_ilustrado__


2. La Ilustración
La Ilustración fue un movimiento cultural europeo que se desarrolló desde principios del sigle XVIII hasta el inicio de la Revolución francesa, aunque en algunos países se prolongó durante los primeros años del siglo XIX. Fue denominado así por su finalidad del uso de las luces de la razón. El siglo XVIII es conocido, por este motivo, como el Siglo de las Luces.
La Ilustración tuvo una gran influencia en aspectos económicos, políticos y sociales de la época. La expresión estética de este movimiento intelectual se denominará Neoclasicismo.

2.1 Características
En la segunda mitad del siglo XVIII los grupos sociales más relevantes de la intelectualidad descubrieron la función que podía desempeñar la razón íntimamente unida a las leyes sencillas y naturales para mejorar los aspectos de la vida humana.
Para poder entender bien la Ilustración, hay que ir a sus fuentes fundamentales:
- La filosofía de Descartes: apoyada en la duda exacta para admitir sólo las verdades claras y evidentes.
- La revolución científica de Newton: apoyada en unas sencillas leyes generales de tipo físico.
Los ilustrados pensaban que estas leyes podían ser descubiertas por el método cartesiano(teoría de descartes) y aplicadas en todo el mundo al gobierno y a las sociedades humanas. Y por este motivo, la gente de esta época se sentía bien aprendiendo y enseñando lo aprendido.
La mayor característica que los determina a ambos es la fe en el progreso y en las posibilidades de los hombres y mujeres para dominar y transformar el mundo. Los ilustrados exaltaron la capacidad de la razón para descubrir las leyes naturales y la tomaron como guía en sus análisis e investigaciones científicas. Defendían la posesión de una serie de derechos naturales que eran imposible de violar. Criticó la intolerancia en materia de religión, las formas religiosas tradicionales y al Dios castigador de la Biblia, y rechazó toda creencia que no estuviera fundamentada en una religión naturalista. Estos planteamientos se sumergieron en otras capas sociales potenciando un ánimo crítico hacia el sistema económico, social y político establecido, que culminó en la Revolución francesa.

En el Racionalismo todo se reduce a la razón y a lo sensible, y lo que ella no admite no puede ser creído. Durante la Revolución Francesa se rindió culto a la «diosa Razón», la cual se asocia con la luz y el progreso del espíritu humano (Condocert). Las pasiones y los sentimientos son un mal en sí mismos. Lo desprovisto de armonía, lo desequilibrado y asimétrico, lo desproporcionado y exagerado se considera monstruoso en estética.
En el Hipercriticismo los ilustrados desdeñan la superstición, incluyendo, algunas veces, a la religion, considerándolos signos de oscurantismo, ya que no asumen sin crítica la tradición del pasado. La historia se empieza a documentar con rigor; las ciencias se vuelven empíricas y experimentales; la sociedad misma y sus formas de gobierno comienzan a ser sometidas a la crítica social, lo que culmina en las revoluciones al fin del periodo.
Pragmatismo: Sólo lo útil merece hacerse; se desarrolla la filosofía del Utilitarismo preconizada por Jeremías Bentham, que halla un principio ético general en la felicidad preconizada por Epicuro, bajo la fórmula de "la mayor felicidad para el mayor número de gente". Las literaturas y las artes en general han de tener un fin útil, que puede ser didáctico (enseñanza), moral (depurar de las insanas pasiones) o social (sátira de las malas costumbres, para corregirlas). De ahí que entren en crisis géneros como la novela o que se cultiven las novelas de aprendizaje y que se pongan de moda las fábulas, las enciclopedias, los ensayos, las sátiras, los informes. El teatro pretende corregir las costumbres con la comedia y limpiar de pasiones el alma con la tragedia.
Imitación: La originalidad se considera un defecto, y se estima que se pueden lograr obras maestras «con receta», imitando lo mejor de los autores grecorromanos, que se constituyen en modelos para la arquitectura, la escultura, la pintura y la literatura. El academicismo impera en el terreno artístico y sofoca toda creatividad. El buen gusto es el criterio principal y se excluye lo imperfecto, lo feo, lo decadente, lo supersticioso y oscuro, la violencia, la noche, las pasiones desatadas y la muerte. El teatro debe someterse a las reglas de las tres unidades estatuidas por Aristóteles: unidad de acción, lugar y tiempo; es más, los franceses añaden la unidad de estilo.
Idealismo: El buen gusto exige rechazar lo vulgar: no se cuenta con los criterios estéticos del pueblo y la realidad que ofrece la literatura es mejor de lo que la realidad es, es estilizada, neoclásica. El lenguaje no admite groserías ni insultos, no se presentan crímenes, y todo es amable y elevado. Se excluye lo temporal y lo histórico, el cambio, de la cosmovisión ilustrada.
Universalismo: Los ilustrados asumen una tradición cultural cosmopolita y todo tipo de tradiciones en la horma grecorromana que les sirve de fuente principal. Sienten interés por lo exótico, pero no lo asumen. Todo lo francés se pone de moda y poseer la lengua francesa se transforma en un signo de distinción: el arte y la cultura francesa influye en Alemania, España y Rusia.

3. Arte: Neoclasicismo

3.1 Orígenes:
El neoclasicismo es una corriente artistica que va desde el siglo XVIII hasta mediados del XIX, y que surge como oposicion al rococo y al barroco, instaurandose como el arte del racionalismo. A esta época tambien se le cualifica el termino de "Siglo de las luces". Es un movimiento filosofico, moralizante, social e intelectual muy ligado a los ideales ilustrados y a los de la Revolucion Francesa de la burguesia liberal.
Aunque afecta a todo el mundo, su centro es Francia, concretamente París, que se convierte en la capital del mundo artistico reemplazando a Roma.
El descubrimiento de Pompeya y Herculano despierta el gusto por la antiguedad clásica. Pero no es una vuelta imitativa a los modelos antiguos sino una reinterpretacion de sus formas. En Francia Diderot y D`Alembert han publicado la Enciclopedia, como resultado de la compilación del ser humano sobre todos los temas. Se trata de un arte didactico que pretende recuperar los valores de la antiguedad clasica y del Renacimiento, Francia es la primera potencia artistica del momento.

3.2 Caracteristicas:
Se caracteriza por basarse en la cultura clásica, los artistas tenian la intencion de ilustrarse en la arquitectura antigua, se enfocaba en la expresion de los sentimientos, en el movimiento, es decir buscaban retomar las tecnicas empleadas por los clasicos. Las Academias desempeñaron un papel fundamental en la difucion de los principios del arte clásico ya que eran las encargadas de formar a los artistas.

3.3 El arte neoclasico se divide en:

3.3.1- Arquitectura neoclasica.
3.3.2- Escultura neoclasica.
3.3.3- Pintura neoclasica.
3.3.4- Música.

Arquitectura Neoclasica

el-arco-del-triunfo.jpg


La arquitectura neoclásica es un estilo arquitectónico que comenzó a mediados del siglo XVIII, por una reacción contra el estilo barroco. Algunos historiadores denominan el periodo de la arquitectura neoclásica de la primera mitad del siglo XIX como clasicismo romántico , a pesar del oxímoron (oposición de términos), dado que, además de coincidir en el tiempo con el romanticismo, estilísticamente comparte rasgos con la estética romántica, al añadir cierta expresividad y espíritu exaltado a la sencillez y claridad de las estructuras clásicas grecorromanas.

Escultura Neoclásica

psyche_canova.jpg

Las esculturas neoclásicas se realizaban en la mayoría de los casos en mármol blanco, sin policromar, puesto que así se pensaba que eran las esculturas antiguas, predominando en ellas la noble sencillez y la serena belleza que Winckelmann había encontrado en la estatuaria griega. En este mismo sentido habían ido las teorías de Gotthold Ephraim Lessing(1729-1781) que en su libro Laocoonte, o de los límites de la pintura y de la poesía (1766) había tratado de fijar una ley estética de carácter universal que pudiera guiar a los artistas; sus concepciones sobre la moderación en las expresiones y en el plasmado de los sentimientos son reglas que adoptará el modelo neoclásico.
Así, los escultores de fines del siglo XVIII y comienzos del XIX, crearán obras en las que prevalecerá una sencillez y una pureza de líneas que los apartará del gusto curvilíneo del Barroco. En todos ellos el desnudo tiene una notable presencia, como deseo de rodear las obras de una cierta intemporalidad. Los modelos griegos y romanos, los temas tomados de la mitología clásica y las alegorías sobre las virtudes cívicas llenaron los relieves de los edificios, los frontones de los pórticos y los monumentos, como arcos del triunfo o columnas conmemorativas.
El retrato también ocupó un importante lugar en la escultura neoclásica; Antonio Canova (1757-1822) representó a Napoleón como Marte (1810, Milán) y a su hermana Paulina como Venus Victrix (1807, Roma) tomando así los modelos de los dioses clásicos. No obstante otros prefirieron un retrato idealizado pero al tiempo realista que captara el sentimiento del retratado, como Jean-Antoine Houdon (1741-1828) con su Voltaire anciano (Museo del Hermitage) o el bello busto de la Emperatriz Josefina (1806, Castillo de Malmaison) de Joseph Chinard (1756-1813).
Antonio Canova (1757-1822) y Bertel Thorvaldsen(1770-1844) resumen las distintas tendencias de la escultura neoclásica. Mientras Canova llega al clasicismo desde una formación barroca y configura un estilo de gran sencillez racional, el danés Thorvaldsen siguió más directamente las teorías de Winckelmann hasta conseguir un estilo voluntariamente distante y frío que debe mucho a la estatuaria griega. Su Jasón o Marte y el Amor reflejan esa fidelidad al modelo griego.
Pintura Neoclásica
external image horacios.jpg

Es estética neoclásica. Obras como el Juramento de los Horacios plantean un espacio preciso en el que los personajes se sitúan en un primer plano; el predominio del dibujo. Jean Auguste Dominique Ingres (1839-1867) aunque no fue un pintor neoclásico, tiene obras -como La Fuente- que representan este movimiento artístico.
Los pintores, entre los que destacó Jacques-Louis David, reprodujeron los principales hechos de la revolución y exaltaron los mitos romanos, a los que se identificó con los valores de la revolución.
Música


Según la musicología actual, el término "música clásica" se refiere únicamente a la llamada música del Clasicismo (1750-1827 aprox., coincidente con el período neoclásico), inspirada en los cánones estéticos grecorromanos de equilibrio en la forma y moderación en la dínamica y la armonía.



Comúnmente se llama "música clásica" al tipo de música que se contrapone a la música popular y a la folclórica. Esto puede comprobarse en los medios de comunicación, en las revistas de divulgación musical y los folletos que acompañan a los CD de música académica. Para definir ese tipo de música que se relaciona con los estudios en conservatorios y universidades, los músicologos prefieren el término “música académica" o "música culta".
Como los antiguos griegos y romanos no pudieron inventar maneras de conservar la música (mediante soportes gráficos como partituras o soportes sonoros como grabadores), el neoclasicismo de los siglos XVIII y XIX como resurgimiento de las artes clásicas grecorromanas (arquitectura, escultura, pintura) no alcanzó a la música. De todos modos los músicos de fines del siglo XVIII, influenciados sin duda por el arte y la ideología de la época, trataron de generar un estilo de música inspirado en los cánones estéticos grecorromanos:
§ notable maestría de la forma,
§ moderación en el uso de los artificios técnicos (en el barroco el contrapunto y la armonía habían llegado a un punto que el público consideraba extravagante),
§ suma reserva en la expresión emocional.
Después de la Segunda Guerra Mundial varios compositores (como Igor Stravinski y Paul Hindemith) realizaron composiciones donde se notaba un retorno a los cánones del clasicismo de la escuela de Viena (de Haydn y Mozart), aunque con una armonía mucho más disonante y rítmicas irregulares. Ese movimiento musical se denominó “música neoclásica".
Bibliografia: http://www.youtube.com/watch?v=7am9wcznJJI / http://es.wikipedia.org/wiki/Neoclasicismo#Escultura / http://www.arteguias.com/neoclasico.htm / http://enciclopedia.us.es/index.php/Arte_neocl%C3%A1sico


4. Instituciones culturales

En lo cultural se defiende el utilitarismo; la cultura tiene que contribuir a mejorar y modernizar la sociedad. Para ello se propagan las nuevas ideas y se fomentan instituciones culturales.
Con esta modernización de la sociedad, surgen numerosas instituciones culturales, conocidas con el nombre de Academias. En 1713 el Marqués de Villena fundó la Real Academia Española para mantener la pureza del idioma ("Limpia, fija y da esplendor"). Elaboró el Diccionario de Autoridades (1726), una Ortografía y una Gramática. La primera de las sociedades se fundó en el País Vasco en 1765, y pronto se difundieron por todo la nación. Estaba constituida por ilustrados procedentes de la aristocracia, la burguesía y el clero.
También se crea la Biblioteca Nacional, la Academia de la Historia, el Museo del Prado y muchas otras instituciones.
Fuentes: http://www.rinconcastellano.com/ilustracion/ilustracion.html# ; http://es.wikipedia.org/wiki/Literatura_espa%C3%B1ola_de_la_Ilustraci%C3%B3n ; http://centros.edu.xunta.es/iesastelleiras/depart/lincas/temas/lite/sxviii/xviii.pdf.



4. Literatura
4.1. Características
- En lo referente a su contenido.
-Predomina la razón frent a los sentimientos.
-Las obras literarias son de caracter impersonal, colectivo, civil o moral.
-La literatura tiene finalidad didáctica, moral o social.Se crea en Francia, la enciclopedia.
-Se desarrolla el laicismo.
-Se defiende la participación del pueblo en la política y se rechaza las monarquías absolutas.
-Se analizan y se critican los valores y costumbres adoptados por el pueblo.
-Aumenta el interés por la ciencia y sus aplicaciones en la vida.
-La tolerancia pasa a ser una virtud indispensable.
-Los ilustrados recurren a la historia como una fuente de conocimiento.

Características formales:
- Se inspiran en la literatura clasica, se incorpora la tragedia y la comedia. La poesia tiene una estructura similar aeglogas. fabulas, elegias,epicas e himnos.
- Mantiinen la estetica neoclasica en el teatro y la poesia. En la prosa aparece la novela.
- No se puede mezclar en la misma obra poesia y prosa, o tragedia y comedia.
- Predomina lo tradicional frente a lo novedoso.
- La exageracion esta mal considerada. Se le da mucha importancia a la forma de expresarse.
- Predomina el realismo sobre lo fantastico.
- Las obras de esta epoca se caracterizan por su claridad.
- Para criticar y denunciar a los personajes poderoso de la epoca se utiliza la ironia y la parodia.
- Se utiliza un lenguaje culto. Tambien se emplean metaforas y figuras retoricas

4.2. Períodos

Se distinguen tres estapas en la literatura española del siglo XVIII:

Posbarroquismo (Hasta 1750, aproximadamente). Se lucha contra el estilo de los últimos barrocos, considerado excesivamente retórico y retorcido. En este período se empieza a abandonar el Barroco pero aún se utilizaba.

Neoclasicismo (Hasta finales del siglo XVIII): Se basa en el estilo clasico heradado en Europa de las culturas de la Roma y Grecia antiguas. Los escritores imitan a los autores clásicos antiguos como Virgilio, Horacio y Ovidio y su auge se extendió desde el reinado de Fernando VI hasta bien entrado el siglo XIX. Es el período más característico de esta época.

Prerromanticismo (Finales del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX): Lo influencia del filósofo inglés John Locke y de Laurence Sterne, junto a la de los franceses Étienne Bonnot de Condillac, Jean-Jacques Rousseau y Denis Diderot, hará surgir un nuevo sentimiento, insatisfecho con la tiranía de la razón, que hace valer el derecho de los individuos a expresar sus emociones personales (reprimidas entonces por los neoclasicos), entre las cuales figuran, fundamentalmente, el amor. Esta corriente anuncia la decadencia del Neoclasicismo y abre las puertas del Romanticismo.








4.3. Géneros
. Prosa Padre Feijoo:
external image Benito+Jer%C3%B3nimo+Feijoo+%28Padre+Feijoo%29.jpg

Nace en Casdemiro en 1976 en una familia hidalga acomodada. Ingresó con 14 años en el Real Monasterio de San Julián de Samos. Entre 1700- 1709 estudió artes, teología, y durante estos nueve años recorrió diversos colegios dedicándose a la enseñanza. Con 33 años fue nombrado maestro de novicios en el colegio de San Vicente de Oviedo, también se doctoró en la universidad de San Vicente de Oviedo. A partir de 1725 publica sus dos obras maestras: "Teatro crítico universal" (consta de 9 volúmenes - 1726-1740) y de "Cartas eruditas y curiosas" (5 volúmenes - 1742-1760). Con la publicación del "Teatro crítico universal" le consagran como uno de los pilares más importantes de la Ilustración europea.
Abarcó multitud de temas medicina, matemáticas, física, astronomía, religión, ciencias naturales, pedagogía, política…
Sus obras eran escritas con un estilo sencillo, se preocupaba mas del contenido de sus obras que de la forma con la que eran escritas. Con esta cantidad de temas que abarcó aparecieron detractores y admiradores; Fernando VI comprendiendo la importancia de sus obras prohibió que le atacasen.

A petición de un distinguido grupo orensano, que le quería rendir homenaje al monje gallego se levantó un monumento en su homenaje. El monumento esta diseñado por el arquitecto Zabala y por el escultor Juan Soler.
Está localizado en los Janrdines del Padre Feijoo
.Prosa. Cadalso

José Cadalso y Vázquez de Andrade fue un
literato y militar español. Se conoceo la visión que él mismo nos ofrece en su “Memoria de los acontecimientos más particulares de mi vida y de las cartas conservadas “José Cadalso y Vázquez nació en Cádiz, el 8 de octubre de 1741. La madre murió en el parto, y el padre, ausente por negocios en América, no lo conoció hasta los 13 años. Tuvo que encargarse de su educación un tío jesuita, el padre Mateo Vázquez, quien le proporcionó sus estudios. Con la muerte de su padre vuelve a España pero por poco tiempo. Murió, el 27 de febrero de 1782, tras recibir el impacto en la sien de un casco de metralla o granada. Tenía sólo cuarenta años y apenas hacía un mes que le había sido conferido el grado de coronel.
Obra poética:
El conjunto de las composiciones líricas que escribió durante su destierro aragonés forman el libro Ocios de mi juventud. Son poesías que pertenecen a los distintos géneros típicos del momento: anacreónticas, pastoriles, amatorias, filosóficas y satíricas. Sus obras se basan en personajes que comprenden desde Anacreonte y Ovidio hasta Tasso y Gracilaso.
Obra dramática:
Perdida La Numantina o Numancia, solo nos restan:
§ Solaya o los circasianos fue presentada a la censura en noviembre de 1770; no obtuvo, sin embargo, la necesaria aprobación. La tragedia se sitúa en un escenario exótico, Circasia, región de la Rusia meridional, y se atiene a las reglas neoclásicas para la tragedia. El príncipe tártaro Selín, que ha llegado a Circasia para cobrar un tributo de doncellas, se enamora de Solaya, perteneciente a una de las familias principales.
§ Don Sancho García (1771) fue estrenada privadamente en el palacio del conde de Aranda en 1771. Responde formalmente al tipo de tragedia neoclásica, en cinco actos, sometida a las tres unidades y en endecasílabos pareados. Por complacer a su amante Almanzor, rey moro de Córdoba, la condesa viuda de Castilla, doña Ava, papel que representó María Ignacia, intenta envenenar a su hijo Sancho García; pero al final es la condesa quien bebe el veneno preparado para su hijo.
Obra en prosa:
Es muy probable que la primera obra escrita por Cadalso sea Defensa de la nación española contra la carta persiana LXXVIII de Montesquieu (hacia 1768).
A los años comprendidos entre 1771–1774 corresponde su más efectiva actividad literaria. Los eruditos a la violeta (1772) es una sátira breve y ligera contra un tipo de educación entonces frecuente: la erudición meramente superficial. El título alude a uno de los perfumes, el de la violeta, preferidos por los jóvenes a la moda. La obra tuvo un éxito inmediato y el título acabó proverbializándose. El Suplemento (1772) consiste en una serie de traducciones poéticas con comentarios, destinadas a ilustrar las lecciones del martes; cinco cartas de ex-alumnos del curso; y una breve noticia sobre los orígenes y la composición de la obra. El buen militar a la violeta es una continuación póstuma, aplicada especialmente a la profesión militar.
De manera póstuma fueron publicados sus dos textos más conocidos: Noches lúgubres, aparecidas en El Correo de Madrid entre 1789 y 1790 y las “Cartas marruecas, que vieron la luz por vez primera, en entregas y en el mismo diario, a lo largo del año 1789. En éste, tomando como pretexto un viaje por España del árabe Gazel, hace una crítica de las costumbres y defectos nacionales (a la vez que defiende el sentido reformador del despotismo ilustrado). El modelo que sigue es el de las Cartas persas (1721) del barón de Montesquieu



 .Poesía.
http://www.cultureduca.com/litepoe_sxviii_neoclas1.php

POESÍA S. XVIII

INTRODUCCIÓN

El siglo XVIII comienza manteniendo los estilos de la poesía barroca, cuyos modelos son, sobre todo, Góngora y Calderón.

La reacción contra esta poesía, y también la barroca, constituyó el punto de partida de las formas neoclásicas.

El neoclasicismo triunfó a mediados del siglo XVIII y sus formas poéticas se prolongarían al menos hasta la tercera parte del siglo XIX, sin embargo, los temas se mezclaron pronto con elementos prerrománicos. Se produce una poesía en general muy fría, con ausencia de los sentimientos individuales del poeta, y donde imperan dos temas:

Los intrascendentes: se basa en el gusto por los placeres sencillos y delicados...

Los elevados: basados en la razón, la ciencia, la moral...,

Sin embargo, aparecen algunos elementos autobiográficos que rompen con esa frialdad neoclásica de la poesía. Es el caso de Moratín padre, García de la Huerta o Cadalso, en los cuales se aprecia una mayor presencia de los sentimientos, tendencia que será potenciada por la siguiente generación de poetas, como Quintana, Lista o Cienfuegos.

EL NEOCLASICISMO 1ª PARTE

El Neoclasicismo fue una corriente literaria y artística en la que predominaban la razón y la medida, propias de la Antigua Grecia y Roma. que domina en Europa durante el siglo XVIII.

Esta tendencia entra en España a través de la Poética de Luzán; cuyos principales representantes son Moratín, García de la Huerta, Samaniego, Meléndez Valdés, Iriarte, Quintana... No sólo invadió la poesía y la literatura en general, sino también a otras variadas artes (pintura, escultura...).

Este estilo constituyó el arte oficial del período napoleónico, motivo de que se extendiera su influencia por toda Europa a finales del siglo XVIII y principios del XIX. Aunque el Romanticismo hizo que perdiese su hegemonía, ha conseguido perdurar, incluso en el siglo XX, pues ha sido recuperando a lo largo de toda la época contemporánea por regímenes basados en autoritarismo y el orden

EL NEOCLASICISMO 2ª PARTE

Escuelas poéticas neoclásicas del siglo XVIII

En España, se suele hablar y definir las escuelas poéticas neoclásicas según el ámbito geográfico de los autores que siguieron esta corriente. Así, existen al menos tres grupos de poetas neoclásicos: el salmantino, el madrileño y el sevillano:

Grupo salmantino

Está formado por figuras universitarias cuyo representante máximo es Juan Meléndez Valdés. También suelen inscribirse a esta esta escuela fray Diego Tadeo González, José Cadalso,Jovellanos y Juan Pablo Forner.

external image melendez_valdes.jpg

Juan Meléndez Valdés

En la "segunda época" de la escuela salmantina estaba constituido por poetas más jóvenes, como José Manuel Quintana, Juan Nicasio Gallego y Nicasio Álvarez de Cienfuegos, entre otros.

Grupo madrileño

El grupo madrileño fue el de mayor inclinación neoclásica, o el que intentó llevar a la práctica con gran rigidez las teorías de este movimiento. En este grupo se sitúan los integrantes de la tertulia de la Fonda de San Sebastián,

personalizados en Nicolás Fernández de Moratín, Ignacio López de Ayala e Iriarte, y también por otro lado a Leandro Fernández de Moratín, Juan Bautista Arriaza y el Conde de Noroña.

external image juanb_arriaza.jpg external image tomas_iriarte.jpg external image leandrof_moratin.jpg

Juan Bautista Arriaza Tomás de Iriarte Leandro Fernández de Moratín

Grupo sevillano

En este grupo se aceptó más tarde el nuevo movimiento, manteniendo la tradición de las formas de Góngora, esto se vio reflejado en una lengua poética de mayor complicación; es propio de esta escuela la reivindicación del poeta renacentista Fernando de Herrera.

external image alberto_lista.jpg external image manuel_maria_arjona.jpg external image blanco_white.jpg

Alberto Lista Manuel María José María Blanco White

de Arjona

El grupo sevillano incluye a personajes como Alberto Lista, José Marchena Ruíz de Cueto, José María Blanco White, Manuel María de Arjona y Félix José Reinoso.

En cuanto a los recursos empleados en la poesía de esta época podemos hablar de:

La métrica

Las formas métricas utilizadas en el Neoclasicismo fueron bastante sobrias, tanto en el tipo de estrofas como de versos. Sólo en determinados casos se ensayó alguna nueva modalidad, como fue el que exploró Tomás de Iriarte.

El verso culto sigue utilizándose con el endecasílabo, en estrofas de construcción sencilla, tales como silvas, cuartetos, romances heroicos...

El Neoclasicismo también utilizó el romance de forma importante, ampliando los temas que ya se trataban con esta forma tradicional, de tal modo que era susceptible de usarlo con cualquier motivo poético.

La fábula

La fábula fue un género poético muy cultivado por los poetas neoclásicos. Se trataba de un género didáctico por tradición, los animales eran los protagonistas, a través de ellos se hacía la ejemplificación, la situación a satirizar y a criticar. Finalmente, era inexcusable expresar la moraleja. Los fabulistas más destacados del siglo XVIII fueron Tomás de Iriarte y Félix María de Samaniego.

Entre los poetas más importantes de esta época también destacamos a Tomás de Iriarte y Félix María de Samaniego.

Tomás de Iriarte.

Nació en Puerto de la Cruz, Islas Canarias (1750-1791). A los catorce años dejó sus estudios en Tenerife, trasladándose a Madrid para residir con su tío el erudito Juan de Iriarte, que gozaba de gran prestigio en la corte, y que le introdujo en el ambiente literario y político de la ciudad; bajo su dirección estudió las lenguas griega y francesa, llegando también a ser conocedor del latín y, por supuesto, un hábil dominador del castellano.

A la muerte de su tío ocupó el puesto que ocupaba de traductor en la Secretaría de Estado.

Iriarte fue un prototipo de intelectual cortesano.

Iriarte es autor de obras teatrales originales, musicales, textos satíricos, de polémica literaria, y de numerosas composiciones poéticas, como el poema pedagógico La música (1779), la égloga La felicidad de la vida en el campo, (1780), y otras composiciones breves. En 1787 aparecieron los seis tomos de la Colección de obras en verso y en prosa de Tomás de Iriarte, a los que se añadieron otros dos tomos en la segunda edición (1805), publicados tras la muerte del autor.

Sus principales obras dramáticas son El señorito mimado (publicada en 1787 y estrenada al año siguiente) y La señorita malcriada (publicada en 1788 y estrenada en 1791); ambas tratan el mismo tema: la educación de los jóvenes. Del resto de su obra teatral destaca la tragedia Guzmán el Bueno (publicada en 1790 y estrenada en 1791); está obra constituyó uno de los muchos intentos por crear una tragedia de tema español realizados por los neoclásicos.

Pero, Iriarte debe su fama sobre todo a las célebres Fábulas literarias (1782), que incluye moralejas sencillas y claras, algunas de ellas incluso han adquirido carácter de proverbios. Entre sus fábulas más populares se encuentran El burro flautista, La mona, El caballo y la ardilla, etc.

En el caso de Iriarte todas sus fábulas están dedicadas al mundo de la literatura, donde recoge críticas de los escritores, sus cualidades, las normas literarias, etc.

Uno de los rasgos más característicos de las fábulas de Iriarte es su preocupación por la métrica; incluso él mismo relaciona y da una explicación al final de los metros y estrofas utilizados en sus obras.

En cuanto a su obra en prosa, la más destacada es Los literatos en Cuaresma (1773).

Entre las fábulas más conocidas de Iriarte se encuentra la siguiente:

EL BURRO FLAUTISTA

Cerca de unos prados

que hay en mi lugar,

pasaba un borrico

por casualidad.

Una flauta en ellos

halló, que un zagal

se dejó olvidad

por casualidad.

Acercóse a olerla

el dicho animal,

y dio un resoplido

por casualidad.

En la flauta el aire

se hubo de colar,

y sonó la flauta

por casualidad.

«¡Oh!, dijo el borrico,

qué bien sé tocar!

¿Y dirán que es mala

la música asnal?»

Sin reglas del arte

borriquitos hay

que una vez aciertan

por casualidad.

Junto con Samaniego, se puede considerar a Tomás de Iriarte como el fabulista español más importante del siglo XVIII.

Félix María de Samaniego.

Nació de familia noble en La Guardia, Álava, el 12 de octubre de 1745. Abandonó los estudios de derecho en Valladolid, y viajó por Francia. Su tío, el Conde de Peñaflorida, fundó la primera sociedad económica de España; su obra más conocida, deriva sobre todo de La Fontaine. Su vida retirada no le evitó batallas ni con la Inquisición ni al verse envuelto en polémicas contra Huerta y Tomás de Iriarte. Murió en La Guardia en agosto de 1801.

Se le recuerda sobre todo por sus Fábulas morales, que escribiera como medio de lectura para los alumnos del Real Seminario de Vergara, tras ser influenciado por su tío el conde de Peñaflorida. Los cinco primeros libros de sus fábulas se publicaron en 1781, con el título de Fábulas en verso castellano; los nueve libros actuales conteniendo ciento treinta y siete fábulas, aparecieron en Madrid en 1784. Entre las fábulas más populares figuran La lechera, Las ranas pidiendo rey, La cigarra y la hormiga, El cuervo y el zorro.

El estilo de Samaniego es muy sencillo, natural y casto, incluso prosaico en ocasiones, aunque no está exento de gracia y espontaneidad en muchas de sus obras.

Samaniego e Iriarte rivalizaron durante toda su vida, a raíz de la publicación de las fábulas de éste último.

Una conocida fábula de Samaniego es la que os presentamos a continuación:



LA CIGARRA Y LA HORMIGA

Cantando la Cigarra

pasó el verano entero,

sin hacer provisiones

allá para el invierno;

los fríos la obligaron

a guardar el silencio

y a acogerse al abrigo

de su estrecho aposento.

Viose desproveída

del precioso sustento:

sin mosca, sin gusano,

sin trigo, sin centeno.

Habitaba la Hormiga

allí tabique en medio,

y con mil expresiones

de atención y respeto

la dijo: «Doña Hormiga,

pues que en vuestro granero

sobran las provisiones

para vuestro alimento,

prestad alguna cosacon que viva este invierno

esta triste cigarra,

que alegre en otro tiempo,

nunca conoció el daño,

nunca supo temerlo.

No dudéis en prestarme;

que fielmente prometo

pagaros con ganancias,

por el nombre que tengo.»

La codiciosa hormiga

respondió con denuedo,

ocultando a la espalda

las llaves del granero:

«¡Yo prestar lo que gano

con un trabajo inmenso!

Dime, pues, holgazana,

¿qué has hecho en el buen tiempo?»

«Yo, dijo la Cigarra,

a todo pasajero

cantaba alegremente,

sin cesar ni un momento.»

«¡Hola! ¿conque cantabas

cuando yo andaba al remo?

Pues ahora, que yo como,

baila, pese a tu cuerpo.»


Bibliografía:
http://www.cultureduca.com/litepoe_indice_sxviii1.php
RAE.es

Teatro del Siglo XVIII:

Características:-En esta época, los autores ilustrados reclamaban un regreso al equilibrio clásico en oposición al teatro barroco.

-Se adoptan las reglas de las tres unidades.

-Las obras utilizan temas trágicos y cómicos, ambos separados.

-Dichas obras tienen una finalidad didáctica.


Regla de las tres unidades:

-Unidad de acción(una única acción en toda la obra).

-Unidad de tiempo(la acción debe suceder a lo largo de un solo día).

-Unidad de lugar(la acción debe desarrollarse en un mismo sitio).


Existen tres tendencias teatrales:

-Tendencia tradicional:

Durante la primera mitad del siglo XVIII el teatro se encuentra en decadencia, con autores de poca calidad. Entre el público triunfan las comedias de magia, de milagros de santos y de historia.

-Tendencia neoclásica. Tratando de acabar con esta decadencia, el conde de Aranda y el rey Carlos III, conscientes de la influencia social del género, animaron a los escritores neoclásicos a componer nuevas tragedias vinculadas con la razón. Varios autores ilustres aceptaron esas ideas, aunque pocas obras atrajeron al público.

-Tendencia popular.

Los sainetes gozaron del apoyo popular. Estaban escritos en verso, y tenían temas parecidos a los de los siglos anteriores. El autor más importante de sainetes fue Ramón de la Cruz.


Formas del teatro neoclásico: en la primera parte del siglo XVIII hubo mantenimiento del teatro barroco, pero el pensamiento de la ilustración impregna este género, concebido como un medio para educar: así se fomenta el buen gusto y una manera de pensar acorde con la razón. La obra debía seguir la regla de las tres unidades: de acción (una historia única), de lugar (un único lugar) y de tiempo (no más de 24 horas).
Tragedia neoclásica: el siglo XVIII no logró producir grandes obras de este género, con el que se pretendía transmitir un ideal ético en defensa de la libertad y opuesto a la tiranía. Destaca la tragedia Raquel de Vicente García de la Huerta.
Comedia neoclásica: ofrece antecedentes en Jovellanos (El delincuente honrado) y Moratín, que creó una nueva forma en la que la sátira de costumbres se aúna con elementos sentimentales que contribuyen al desenlace. También destaca Tomás de Iriarte con su obra "El señorito mimado".

Leandro Fernández de Moratín: fue un dramaturgo y poeta español, el más relevante autor de teatro del siglo XVIII español.

external image Leandro_Fern%C3%A1ndez_de_Morat%C3%ADn.jpg


Biografía:

Nació en Madrid el 10 de marzo de 1760, de noble familia asturiana. Su padre era el poeta, dramaturgo y abogado Nicolás Fernández de Moratín y su madre Isidora Cabo Conde. Se crió en un ambiente donde eran frecuentes las discusiones literarias, dado el trabajo de su padre. No cursó estudios universitarios porque su padre estaba en contra, y comenzó a trabajar en una joyería. A los diecinueve años, en 1779, ya había conseguido el premio de poesía al concurso público convocado por la Academia. En 1782 ganaría el segundo premio con su "Lección poética". En 1787, y gracias a la amistad de Jovellanos, emprende un viaje a París en calidad de secretario del conde de Cabarrús. La experiencia fue muy provechosa para el joven escritor. Vuelto a Madrid, obtiene su primer gran éxito con la publicación de la sátira “La derrota de los pedantes”. Durante cinco años viajó por Europa, regresando a Madrid en 1797,donde mejoró su situación económica. En 1808, a la caída de Godoy, tomó partido por los franceses y llegó a ser nombrado bibliotecario mayor de la Real Biblioteca por el rey José Bonaparte. A partir de entonces fue tachado de "afrancesado", por lo que hubo de refugiarse al producirse el cambio político. Moratín fue un hombre de teatro en el sentido amplio de la palabra. Fue uno de los fundadores de la historiografía teatral española. Sus “Orígenes del teatro español”, obra que dejó inédita y que fue publicada en 1830-1831 por la Real Academia de la Historia, es uno de los primeros estudios serios y documentados del teatro español anterior a Lope de Vega. Moratín fue también un activo impulsor de la reforma teatral de su tiempo. Relacionado con los círculos del poder que estaban interesados en esta reforma y heredero de las ideas de su padre, no dejó de promover una renovación de toda la estructura teatral vigente en la España de su época. “La comedia nueva” es uno de los hitos de esta campaña de reforma emprendida por los intelectuales que se movían alrededor del gobierno desde mediados del siglo cuando proponían reformas Luis José Velázquez, entre otros. Murió en París en junio del año 1828. Obra dramática: Es el más importante autor dramático de la escuela neoclásica española. Sus máximas son: el teatro como deleite e instrucción moral , y una acción que imite de modo verosímil la realidad. De ahí nace el apego a las reglas dramáticas en todas sus facetas, especialmente la regla de las tres unidades. La separación de géneros la realizó con tal precisión, que no llegó a escribir tragedias, pese a ser un género muy en boga en el Neoclasicismo europeo. Su carácter le llevó a la comedia, género que define diciendo: «pinta a los hombres como son, imita las costumbres nacionales existentes, los vicios y errores comunes, los incidentes de la vida doméstica; y de estos acaecimientos, de esos privados intereses, forma una fábula verosímil, instructiva y agradable».

Sus principales obras son las siguientes:

Teoría de la comedia: Compuso un 'Prólogo' para acompañar la edición definitiva de sus obras publicadas en París. Hablando de sí mismo en tercera persona, proporciona su definición del género cómico: «imitación en diálogo (escrito en prosa o en verso) de un suceso ocurrido en un lugar y en pocas horas entre personas particulares, por medio del cual resultan puestos en ridículo los vicios y errores comunes en la sociedad, y recomendadas por consiguiente la verdad y la virtud». El viejo y la niña: La primera comedia escrita por don Leandro fue estrenada el 22 de mayo de 1790, pero su génesis y redacción se remontan a varios años antes, quizás a 1783. El propósito del autor (condenar una unión que no debía haberse efectuado, no sólo por la desigualdad en la edad de los cónyuges, sino sobre todo por el interés y el engaño con que fue concertada) queda bien manifiesto desde el primer momento. La comedia nueva: El 7 de febrero de 1792 se estrenó "La comedia nueva". Se trata de una obra maestra de la sátira teatral. El asunto es el estreno de una comedia nueva, “El gran cerco de Viena”, escrita por el ingenuo e inexperto en la escritura dramática don Eleuterio Crispín de Andorra. El apelativo de «comedia nueva» se refiere a que era posterior a las «antiguas», es decir, a las del Siglo de Oro. En el café donde se desarrolla la acción se produce una animada discusión entre partidarios y detractores de la comedia, que representa el tipo de teatro que triunfaba entonces en los escenarios madrileños. Así consigue Moratín dar idea de los absurdos y despropósitos del teatro de su tiempo. El primer elemento que llama la atención es que la obra está escrita en prosa, algo muy poco común. Además, los cafés eran una de las novedades de la España del siglo XVIII, como lo habían sido en el resto de Europa. La comedia es de una factura técnica perfecta, un ejemplo de ajuste a las normas neoclásicas. Las tres unidades se siguen de forma rigurosa. El barón: Es una zarzuela en dos actos que no se llegó a representar nunca. Sin embargo, Moratín convirtió la obra en comedia, que sí se estrenó, en el año 1803. La mojigata: Es una comedia en la que Moratín insiste en el problema de la educación femenina en sus repercusiones sociales. El sí de las niñas: Es una comedia que trata sobre Doña Paquita, una joven obligada por su madre Doña Irene a casarse con Don Diego, un anciano y rico caballero. Sin embargo este ignora que Doña Paquita está enamorada de Don Carlos, el sobrino de Don Diego. Con este triángulo amoroso como argumento se desarrolla la obra, cuyo tema principal es la opresión de las muchachas forzadas a obedecer a su madre y entrar en un matrimonio desigual y en este caso con una gran diferencia de edad entre los contrayentes. Pide libertad para la elección de estado (una libertad negada entonces a los jóvenes), critica la falsa concepción de la autoridad por parte de los padres: comprende que ese falso autoritarismo es la raíz de muchos males; quiere que las mujeres elijan con libertad.external image HIR19919.jpg La derrota de los pedantes: Es una de las obras en prosa más conocidas de Moratín, en la cual se satiriza a los poetas españoles. Obra poética: Su obra abarca poco más de un centenar de poemas. Moratín, en calidad de lírico, no puede ser considerado un gran poeta. Sus preocupaciones en cuanto a la forma son la corrección, la armonía y el equilibrio expresivos, en una atmósfera neoclásica, como es lógico, pero veteada de una serie de matices de recogimiento y melancolía.

Sus principales obras son:

“La toma de Granada "La Sátira contra los vicios"Las epístolas: Son nueve epístolas que se inspiran en una amplia gama de temas y circunstancias.
Las odas: Tratan una gran cantidad de temas, como las que dedica a seres queridos desaparecidos, por ejemplo al padre, o ausentes, como a Jovellanos.
Los sonetos:Estos poemas abarcan una amplia gama de temas, si bien una gran parte de ellos se inspiran en cosas o personas de teatro.
Los romances: En los nueve romances volvemos a encontrar una amplia gama de temas: políticos, de polémica literaria, de asuntos personales, y de circunstancias.
Los epigramas: Muchas de estas obras son destellos de sátira, a veces feroz, contra personajes teatrales.
Composiciones diversas: Son obras de temas históricos o traducciones.

La «Elegía a las Musas» es indudablemente la más significativa de esas composiciones.
Fuentes:http://roble.pntic.mec.es/~msanto1/lengua/2neoclas.htm

es.wikipedia.org/wiki/Leandro_Fernández_de_Moratín


5. Bibliografía